Horizontes Cambiantes: Desafíos del Desarrollo Inmobiliario en Guanacaste

La provincia de Guanacaste, en Costa Rica, se ha convertido en el epicentro de un fenómeno inmobiliario sin precedentes. Santa Cruz, Nicoya, Liberia y Carrillo son testigos de un vertiginoso aumento en la construcción de proyectos habitacionales y comerciales, especialmente en desarrollos de lujo. Sin embargo, este crecimiento exponencial no está exento de desafíos y consecuencias, como lo revela un estudio reciente del Observatorio de Turismo, Migraciones y Desarrollo Sostenible de la Región Chorotega de la Universidad Nacional.

El Incremento de Precios:

El informe destaca un incremento asombroso del 400% en los precios de las propiedades en las costas de Guanacaste entre 2020 y 2023. Según Esteban Barboza Núñez, coordinador del OBTUR-UNA, este fenómeno se atribuye a la movilización de capital mobiliario internacional durante la pandemia y a una tendencia en aumento desde 2017. La huida de las conglomeraciones hacia zonas menos pobladas desencadenó una avalancha de construcciones inmobiliarias.

Crecimiento Exponencial de la Construcción:

Las cifras del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) revelan un aumento considerable en la construcción de proyectos habitacionales y comerciales. En solo tres años, la zona pasó de construir 456,000 metros cuadrados en 2019 a 866,000 m2 en 2022. Santa Cruz, Nicoya, Liberia y Carrillo destacan como los epicentros de esta explosión constructiva, representando el 89% de los metros cuadrados registrados en proyectos habitacionales en 2022.

Impacto en la Vivienda y Desposesión:

A pesar de este crecimiento, surge una preocupación evidente. El desarrollo inmobiliario de lujo tiende a desplazar a aquellos que no pueden costear estas viviendas, generando un proceso de desposesión. Los precios de las propiedades y alquileres han alcanzado niveles alarmantes, dejando a los habitantes locales con escasas opciones de vivienda asequible. Por ejemplo, el alquiler de un aposento en Nosara puede rondar los $700 o $800 mensuales, mientras que una casa de interés social alcanza los $1,500.

Desafíos Ambientales:

La proliferación de desarrollos inmobiliarios de lujo también plantea riesgos ambientales. La presencia de piscinas, canchas de golf y exuberantes jardines en cada propiedad contribuye al despilfarro del recurso hídrico. Además, existe el riesgo de un auge del capital especulativo transnacional, especialmente cuando corporaciones internacionales construyen hoteles de cinco estrellas o consorcios levantan condominios de lujo.

Conclusiones:

Aunque el auge inmobiliario en Guanacaste ha llevado a la provincia a nuevas alturas en términos de desarrollo, es crucial abordar los desafíos que plantea. La inflación inmobiliaria, la desposesión de la población local y los impactos ambientales requieren una gestión cuidadosa para garantizar un desarrollo sostenible y equitativo. En medio de estos cambios, la comunidad y los líderes deben colaborar para forjar un futuro que equilibre el crecimiento económico con la preservación de la identidad local y los recursos naturales.

Compartir
Scroll al inicio
× 100% financiamiento disponible